Amor…

 

¿Qué cura el amor?

 

***

 

—Sé que el amor lo cura todo, pero, ¿qué te cura de él?

—Nada, al menos al instante, sólo el tiempo puede hacerlo… pero no lo hace bien, es como si lo empolvara, te olvidas de éste a fuerza de ponerlo en donde no miras. En donde dejas todos los compromisos a medias y los “a ver si algún día nos juntamos”, para que al final no sea mas que un simple piquetito eterno de algo que sigue ardiendo como mil soles, hasta que mueras, atormentado eternamente.

—¿Es así de horrible?

—Sí, es la mayor de las condenas. Sólo el primer amor es así. Y así terminas, terminamos todos. Aunque siempre se suelta una que otra sonrisa de consuelo…

—Al final no es tan feo. ¿Verdad?

—Sí, tienes razón…

—Qué bueno.

— …

 

*Nota: Recomiendo la lectura de El principio del placer, de José Emilio Pacheco. Más que nada porque retoma este aspecto de lo olvidado, o en sus propias palabras, la desmemoria.

Anuncios

He aquí el espacio para que confluyan y se retroalimenten los más grandes discernimientos, nacidos de la psique humana.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s