Viaje [2]

Palabras póstumas

Les leo el relato anterior y lo sentimental me inunda, siento acelerar el pulso y un nudo en mi garganta se mantiene, persevera, a pesar de seguir mascando un chicle. Un suspiro quiere escapar de mi tórax, ya va, viene, como estampida, choca contra mis costillas, no lo dejo liberarse, quisiera guardarlo para siempre.

Me turbo al escribir, es genial, los veo, discuten animados, alegres; mi alma se hincha; aspiro con fuerza y aguanto: me uno al mundo, me contento al verlos reír por sus locuras.

Dan un anuncio. Todos callados, atónitos; un señor habla:

“-Todos los pasajeros del vuelo quien-sabe-cuantos con destino a la cuidad de México…”

La emoción, el partir al fin y la espera concluida.

“-…Lamentamos informar que el vuelo se ha retrasado 30 minutos”. Risas y quejas, suplicio bajo las aguas.- “Gracias por su atención.”

Pronto se acaban las y los resentimientos, el informador (a falta de mejor nombre), se ríe mientras da el mensaje en inglés. Nos reímos.

Platican del viaje: del día anterior, la fiesta, unas cuantas anécdotas por escribir, pronto.

“H. -Oigan, ¿no me escriben unas palabras a la posteridad?-

“P. -Claro, ¡¿Qué quieres?!-

“H. -Lo que tú quieras.-

“P. -Cuando era niño solía jugar mucho y comer dulces al mismo tiempo; una tarde de septiembre, mientras disfrutaba de un rico caramelo, sabor mora azul, se resbaló y me pasó a través de la garganta y quedó atorado en ella.-

“A. -Ok, Ok, ¿Qué quiere que ponga? Eres un crack Héctor, eres pomposo y jocoso.-

“N. -Pero aquí, ¿no? Saberse eco oportuno en mente y vida de personas mismas que marcan pasos en la mía. Experiencias adquiridas de lo que no se busca, de lo que no se planea. Saberse que justamente la forma en que ocurrió; fue, es y será la ideal.-

“B. -Las palabras elegidas son: emoción, impaciencia, bonita, nostalgia. La azafata del pelo suelto y negro es linda. ¡Nos vemos pronto!-

“F. -experiencias maravillosas pasan y nunca se olvidarán, tristes momentos solemos vivir, pero mira con la mente en alto. Ni tuvimos suerte estos días, sin medalla; nos vamos, pero eso no importa, lo importante es el haber convivido todos juntos y el habernos conocido aún más. Eres un buen amigo, Héctor xD.-“

Para cuando F. termina de escribir sus palabras ya estamos en el avión, volando. Me da el cuaderno, yo, ya entrado en el sopor del sueño, me exalto, le recibo el cuaderno, está contento. N.  empieza a dormir y A. igual, P. escucha música y el Doc. tiene el sombrero sobre su rostro. Yo veo por la ventana, el sueño me ya me gana, termino de escribir en mi pensamiento.

Anuncios

He aquí el espacio para que confluyan y se retroalimenten los más grandes discernimientos, nacidos de la psique humana.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s